Image

JUEGOS OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD

Buenos Aires 2018, con la pasión de la gente

Desde el 6 al 18 de Octubre, se llevó a cabo en Buenos Aires la tercera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, un suceso que marcó un hito en la corta historia de esta competencia, así como para nuestro país.

La tercera edición de los Juegos de la Juventud tuvo desde su inicio un marco impresionante de público que colmó cada sede donde se disputaron las competencias, empujando a dar lo mejor de sí a los jovenes de la delegación nacional, que con un excelentes desempeño conquistaron en total 26 medallas: once doradas, otras seis de plata y nueve de bronce, lo que significó la mejor presentación del país en una olimpíada.

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 se inauguraron el 6 de octubre en la avenida 9 de Julio, frente a una concurrencia de 250 mil personas. En un show lleno de talento desplegado en el marco de nuestra avenida más emblematica, el conjunto Fuerza Bruta llenó de magia la noche con su despliegue aéreo en el mismísimo Obelisco, Ángela Torres cantó el himno nacional argentino y el pebetero olímpico fue encendido por los medallistas Santiago Lange y Paula Pareto, dando cierre a un evento verdaderamente espectacular.

En el transcurso de los Juegos, se destacaron los triunfos y posterior medalla de la remera María Sol Ordás, primera en ganar un oro para Argentina. Los equipos de Beach Handball femenino, el básquetbol 3x3 masculino, Las Leoncitas y Los Pumitas también se consagraron con el oro en los juegos Buenos Aires 2018.

También llegaron a conseguir su medalla dorada los ciclistas Agustina Roth e Iñaki Mazza Iriartes (BMX Freestyle mixto); los velistas Dante Cittadini y Teresa Romairone (Nacra 15); el basquetbolista Fausto Ruesga (volcadas); los tenistas Facundo Díaz Acosta y Sebastián Báez (dobles masculino) y Nazareno Sasia (lanzamiento de bala).

La nadadora Delfina Pignatiello (800 y 400 metros) recibió su medalla de plata en medio de una ceremonia llena de emoción y lágrimas. Abrió la mano y mostró la inscripción “Abuela” acompañada por un corazón, homenajeando a su abuela recientemente fallecida, extendiendo sus lágrimas que emocionaron a todos los presentes y a todo un país.

Los otros deportistas que se quedaron también con su medalla de plata fueron el tenista Facundo Díaz Acosta (single masculino); los luchadores Linda Machuca (categoría hasta 73 kilos) y Hernán Almendra (hasta 55 kilos), y Agustín Orozco (lanzamiento de jabalina).

Por último, las preseas de bronce fueron para los remeros Felipe Modarelli y Tomás Herrera (Dos sin timonel); Valentín Rossi (kayak); la basquetbolista Sofía Acevedo (lanzamiento de triples); Ela Anacona y Mateo Fernández de Oliveira (golf mixto); los boxeadores Mirco Cuello (categoría gallo),  Brian Arregui  (welter) y Victoria Saputo (ligero), Mauro Zalayeta y Bautista Amieva (Beach Vóley) y los equipos masculinos de Hockey 5 y Beach Handball.

En cuanto al medallero olímpico, si bien la organización comunicó desde un comienzo que no sería oficial al tratarse de una competencia de juveniles, y el espíritu de estos Juegos es fomentar el deporte y la competencia sana, igualmente se diseñó una tabla que lideró Rusia (28 de oro, 16 de plata y 12 de bronce), seguida por China (18 oros, 9 de plata y 9 de bronce) y Japón (15 doradas, 11 plateadas y 12 de bronce).

Argentina quedó sexta en el medallero si se considera en el mismo la cantidad de preseas obtenidas por el Equipo Mixto, en los que participan miembros de distintos Comités Olímpicos Nacionales.

En la ceremonia de clausura, Thomas Bach, presidente del COI, hizo referencia a la conocida pasión sumada a una excelente respuesta del público argentino ante los JJOO. “Muchas gracias, porteños. Desde que llegamos a su ciudad, su entusiasmo nos ha asombrado. Han llenado los parques y han alentado a los atletas. Se han unido y le han demostrado al mundo que los argentinos son apasionados del deporte. Son las auténticas estrellas de estos Juegos. Los llevaremos en el corazón”, expresó Bach antes del recital de Soledad Pastorutti, que tocó en vivo para el público presente y la gente de todo el mundo que siguió el evento en sus computadoras, teléfonos o por televisión.

En cuatro años, la llama se transportará a África, continente que será olímpico por primera vez con su sede de Dakar 2022.

Felicitamos a los jóvenes, chicas y chicos, deportistas argentinos y del mundo, y deseamos que esta excelente competencia, así como el desempeño de los jóvenes locales, sea el puntapié para muchos logros futuros dentro de la historia de nuestro deporte. Sigamos soñando en grande, pero sobre todo sigamos trabajando, que es con esfuerzo, planificación y trabajo que los sueños de tantos atletas pueden llevarnos tan lejos como deseamos, como deportistas y como país!

runnin' Edición 45