Image

runnin' PRACTICE / PLUS

Un nuevo año de running, juntos una vez más

De pronto llega marzo y con él una nueva temporada comienza, para invitarnos como siempre a seguir soñando. Un nuevo calendario de carreras nos propone desafiarnos a nosotros mismos, es el momento de encontrar nuevos objetivos, ilusionarnos con nuevas metas y animarnos a más. Momento de cerrar los ojos y sentir que hay mucho camino por correr, y acá vamos juntos, con el running como bandera una vez más.

Dicen que cuando un escritor se sienta frente a su hoja en blanco, experimenta una mezcla de sensaciones: incertidumbre, adrenalina, emoción, alegría. Esa hoja en blanco es la posibilidad de empezar a crear nuevas y apasionantes realidades literarias.

Algo parecido sentimos los runners en estos primeros meses del año, cuando estamos frente al Calendario Anual de Carreras y empezamos a imaginar los próximos meses.

Nos sentimos entusiasmados, expectantes. Sabemos que tenemos ante nosotros la posibilidad de crear nuevas realidades, soñar nuevas metas y sobre todo desafiarnos a nosotros mismos. Un momento de perspectiva, donde miramos hacia atrás y vemos los logros alcanzados, y también los errores cometidos, pero por sobre todo ponemos la mirada en lo que se viene y en los nuevos objetivos a alcanzar. Ese calendario nos tienta con fechas, lugares, distancias y nosotros, que somos una raza soñadora, nos subimos a esa “montaña rusa” y nos empezamos a ilusionar. Todo está por hacerse. Muchos kilómetros esperan ser recorridos, muchas metas por cruzar.

Hemos aprendido, a lo largo de tantos años disfrutando esta pasión, que siempre el running te da revancha y que una mala carrera o un mal entrenamiento le pueden pasar a cualquiera. ¿Cuántas veces hemos escuchado a corredores profesionales relatando una mala mañana en la que nada salió como lo habían planificado o que el cuerpo no les respondió como esperaban, o incluso su cabeza les jugó una pasada? Les pasa a ellos y también nos pasa a los miles de corredores amateurs que semana a semana corremos en cada rincón del mundo. Pero la posibilidad de que algo falle, o que no alcancemos todos nuestros objetivos, no debe desalentarnos. Al contrario, sabemos que es parte del proceso de aprender y mejorar, que tendremos que levantarnos cada vez que nos caigamos, y que habrá que recuperarse con paciencia si nos toca parar por una lesión. Porque el running no es sólo una disciplina deportiva, sino un modo de vida, y sobre todo una escuela que nos enseña todos los días.

Esa es una de las grandes atracciones de esta pasión, nos enfrenta a nuestros miedos y nos invita a atravesarlos. Nos propone desafiarnos a nosotros mismos, conociendo nuestro potencial y nuestros límites. Nos obliga a ser mucho más conscientes de nuestro cuerpo y de sus posibilidades si lo cuidamos como corresponde. También nos muestra de manera clara el gran poder de nuestra mente y nuestros pensamientos. Si nos abrimos a aprender de nosotros mismos y de los demás, nos volveremos mejores corredores, no sólo desde lo físico sino desde lo emocional, que es tan importante.

Por eso preparate con todo para encarar este 2019 a puro running. No dejes de hacerte el chequeo médico bien completo antes de comenzar cualquier plan de entrenamiento y de asesorarte con un nutricionista para que pueda brindarte lineamientos sobre cómo alimentarte correctamente de acuerdo a tu condición física y a tu desgaste energético diario. Si tu médico ya te dio el ok y ya conocés tus requerimientos nutricionales, es momento de decidir si vas a entrenar junto a un running team, un entrenador personal o alguien que te asista y te ayude a delinear con responsabilidad tus objetivos. Como en toda disciplina, siempre conviene escuchar a los que más saben. Y si bien el running pareciera a priori ser una actividad solitaria, no pierdas la oportunidad de correr “en equipo”, y conocer a las muchísimas personas increíbles que hoy son parte de esta pasión.

Ya estamos listos, arranca la temporada 2019, y contra viento y marea acá vamos nosotros también. Sigamos corriendo, acelerando, divirtiéndonos, sonriendo. Sigamos pensando que siempre podemos un poco más. Animate a vivirlo. Vamos juntos. Nunca dejes de Correr. Nunca dejes de Soñar!

runnin' Edición 46