Image

runnin' COACH

Cómo me convertí en entrenador

Dicen que para los corredores el dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional. Por mi parte, tanto en los entrenamientos como en las competencias, siempre llevé mi cuerpo y mente hasta un punto límite, pero antes que el dolor, el sentimiento que prevalecía en mí como atleta era el placer.

en sus argumentos. Con los años competí en esa y otras distancias, desde 200 hasta 1500 m. Me había apasionado y quería saberlo todo. Empecé a entrenar amigos como personal trainer, algunos lo hacían para campeonatos de fútbol, otros para estar bien, pero lo que más me gustaba era cuando querían empezar correr. Un día mi entrenador me pidió una mano para elongar a los corredores después de una carrera, la Maratón de Buenos Aires 2008. Ahí conocí un mundo nuevo, el mundo del Running. Yo no podía creer la emoción de cada corredor al llegar a la meta y, por supuesto, lloré un poco al verlos. Mi amor por el running estaba naciendo. Comencé a devorarme libros de entrenamiento, alimentación y a consultar distintas cosas con mi entrenador y otros entrenadores que fui conociendo. Además, como en el club había mayoría de corredores fondistas, compartía muchas charlas, trotes y mates que me llenaban de conocimiento. En el 2009 desde el club me consiguieron un 
grupo de gente en Villa Devoto para empezar a entrenarlos. Acepté muy contento y arrancó mi carrera como entrenador de corredores. Tuve la posibilidad de empezar a entrenar también en otros parques y, sin darme cuenta, en un año ya entrenaba a más de 40 personas. Mi carrera como atleta estaba en baja, ya no tenía la misma capacidad de antes y estaba más ocupado siendo entrenador. Fui por primera vez a una carrera de aventura y también me enamoré, corrí por primera vez en la sierra, una vivencia hermosa. Decidí dejar la pista y pasarme al Trail. Así competí un tiempo hasta hace muy poco, cuando finalmente decidí retirarme para poder dedicarme full time a entrenar a los corredores que me eligen para que los guíe en su camino. En el presente entreno a corredores de distintos niveles, edades, distancias y objetivos. Más allá de entrenar en grupos, a cada uno le brindo el tiempo necesario para hablar, contenerlos, alentarlos, hacerles entender por qué hacen cada entrenamiento y puedan disfrutarlo como lo hago yo. Como entrenador y en todo orden de la vida, por más que uno se sienta capacitado y sepa transmitirlo, siempre hay que estar abierto al crecimiento y aprendizaje. Por eso, desde mi experiencia y a partir de este lindo espacio que a partir de hoy me brinda Revista runnin, espero en futuras ediciones, desde www.runnin.com.ar y sus redes sociales, poder compartir e intercambiar con ustedes informacion y consejos de entrenamiento que nos ayuden a seguir mejorando y disfrutando de esta pasión. Es un placer formar parte de esto!
LEANDRO “PITI” DIWAN* Entrenador IAAF Entrenador de fondistas y mediofondistas para la Asociación Atlética Parque Chacabuco Coordinador del Running Team Esquimbo

En los 10 años que tengo como entrenador, el foco del disfrute cambió, y hoy pasa por los resultados obtenidos por mis alumnos. Siento muchísimo orgullo y felicidad tanto por los avances de los atletas de élite, que bajan 10 segundos la marca en una carrera de 10 km, como por las personas que nunca corrieron y logran hacerlo con buena postura, mejorando día a día y disfrutándolo a full.

Si bien mis comienzos en el deporte fueron en el básquet, a medida que pasaban los años fui notando que me interesaba más en la preparación física, las pretemporadas, el hecho de estar más fuerte, rápido, resistente y cómo lograrlo, y a los 20 años, habiendo jugado cuatro años en Primera División, sentí que había dado todo en ese deporte y tuve la necesidad de probar algo más. Elegí el atletismo.

Empecé a entrenar en la pista del Parque Chacabuco en 2006. Mi entrenador me dijo: “Vas a correr 400 m”. Nunca se me hubiera ocurrido dedicarme a una distancia como esa, pero confié en sus argumentos. Con los años competí en esa y otras distancias, desde 200 hasta 1500 m.

Me había apasionado y quería saberlo todo. Empecé a entrenar amigos como personal trainer, algunos lo hacían para campeonatos de fútbol, otros para estar bien, pero lo que más me gustaba era cuando querían empezar correr.

Un día mi entrenador me pidió una mano para elongar a los corredores después de una carrera, la Maratón de Buenos Aires 2008. Ahí conocí un mundo nuevo, el mundo del Running. Yo no podía creer la emoción de cada corredor al llegar a la meta y, por supuesto, lloré un poco al verlos. Mi amor por el running estaba naciendo. Comencé a devorarme libros de entrenamiento, alimentación y a consultar distintas cosas con mi entrenador y otros entrenadores que fui conociendo. Además, como en el club había mayoría de corredores fondistas, compartía muchas charlas, trotes y mates que me llenaban de conocimiento.

En el 2009 desde el club me consiguieron un grupo de gente en Villa Devoto para empezar a entrenarlos. Acepté muy contento y arrancó mi carrera como entrenador de corredores. Tuve la posibilidad de empezar a entrenar también en otros parques y, sin darme cuenta, en un año ya entrenaba a más de 40 personas.

Mi carrera como atleta estaba en baja, ya no tenía la misma capacidad de antes y estaba más ocupado siendo entrenador. Fui por primera vez a una carrera de aventura y también me enamoré, corrí por primera vez en la sierra, una vivencia hermosa. Decidí dejar la pista y pasarme al Trail. Así competí un tiempo hasta hace muy poco, cuando finalmente decidí retirarme para poder dedicarme full time a entrenar a los corredores que me eligen para que los guíe en su camino.

En el presente entreno a corredores de distintos niveles, edades, distancias y objetivos. Más allá de entrenar en grupos, a cada uno le brindo el tiempo necesario para hablar, contenerlos, alentarlos, hacerles entender por qué hacen cada entrenamiento y puedan disfrutarlo como lo hago yo.

Como entrenador y en todo orden de la vida, por más que uno se sienta capacitado y sepa transmitirlo, siempre hay que estar abierto al crecimiento y aprendizaje. Por eso, desde mi experiencia y a partir de este lindo espacio que a partir de hoy me brinda Revista runnin, espero en futuras ediciones, desde www.runnin.com.ar y sus redes sociales, poder compartir e intercambiar con ustedes informacion y consejos de entrenamiento que nos ayuden a seguir mejorando y disfrutando de esta pasión. Es un placer formar parte de esto!
 

runnin' Edición 46