Image

TECNOLOGÍA / runnin' TEST

El “Colo” Mourglia prueba las Under Armour Bandit 3

Si bien se suele decir que no hay una zapatilla perfecta para todos los corredores, creo que las Bandit 3 de Under Armour van en esa búsqueda y lo hacen por un muy buen camino.

Es una zapatilla muy versátil, capaz de ofrecer la durabilidad y la suavidad necesarias para meter kilómetros en los entrenamientos de fondo, y la reactividad indispensable para las sesiones de velocidad o las carreras. Y eso es lo que generalmente busco en los calzados. Soy un fanático de las zapatillas mixtas, con las que se puede contar para cualquier exigencia que proponga la sesión del día.

Entre sus características, destaco que es una zapatilla rápida, con bajo peso, mucha reactividad y por sobre todo mucho confort. Brindan una sensación única al correr, tanto por arriba, al envolver el pie de forma muy anatómica y ajustarlo perfectamente, como por abajo, en cuanto a la suavidad y el tacto. Un calzado para meterle muchos kilómetros, pero también para exigirle ritmos más picantes en los días en que toca trabajar la velocidad. Las Bandit 3 son unas zapatillas con mucha personalidad, y no se van a poner coloradas, les pidas lo que les pidas.

Hay muchos detalles técnicos que me gustan de las Bandit 3. En cuanto a su arquitectura, el principal es el drop de 8 milímetros. Una caída entre el talón y la punta que permite correr con una buena técnica, evitando el taloneo, pero que a la vez no es tan radical y por eso no necesita períodos de adaptación si venías usando otros calzados con más drop.

También me gusta mucho su lengüeta, decididamente diferente a todo lo que hay hoy por hoy en el mercado: es muy amplia y confeccionada con un material similar a un neopreno, que envuelve al empeine y da mucha comodidad. De esta forma, uno puede amarrarse bien fuerte los cordones sin que molesten, y eso también ayuda a correr con buena técnica.

Otro aspecto que destaco es su suela, con un diseño de surcos multidireccionales que permiten al pie moverse de forma natural en todo el recorrido de la pisada.

Las probé en todas las condiciones y en todas las exigencias posibles, y me sorprendió lo bien que se adaptaron a ellas. Si bien son un calzado diseñado para el asfalto, responde muy bien en terrenos de ripio o caminos de tierra, al tener una suela llana, sin huecos pronunciados o “herradura”, en donde se puedan meter piedras u otros objetos.


Suelo meter 9 ó 10 sesiones semanales de running, y ahí hay de todo: fondos, series de velocidad en la pista de atletismo, trabajos regenerativos a ritmos bajos, y cambios de ritmo. En todos los contextos las Bandit 3 respondieron como verdaderas especialistas. Creo que son algo así como una navaja suiza para los calzados: llevalas siempre con vos, porque sea para lo que sea que las necesites, te van a ayudar.

Las Bandit 3 son un calzado exquisito, con gran capacidad de adaptación a las exigencias, y esa combinación bastante extraña de encontrar en el mercado actual que las sitúan entre una mixta y una rodadora. Ideal tanto para principiantes como para avanzados. Creo que quienes las prueben se enamorarán de ellas.


Por Leonardo Mourglia

Periodista especializado en Running y Triatlón. Corredor desde 1998, maratonista, ultramaratonista y 8 veces full Ironman finisher

youtube.com/mourglia

instagram.com/colo.mourglia

facebook.com/colo.mourglia

runnin' Edición 42