Image

runnin' PRACTICE / PLUS

Disfrutando el camino

Establecer metas es algo común en todos los aspectos de la vida. A todos nos pasa que en cada etapa de la misma, nos animamos a soñar con alcanzar ciertos objetivos, imaginamos logros, y para eso encaramos acciones concretas y establecemos plazos en los que ansiamos alcanzar dichos logros. Nuestra desafiante vida runner también cumple con esa lógica. La lógica de los tres momentos: imaginar, entrenar y correr hacia la línea de llegada.

En nuestra primera edición del año pusimos el foco en los sueños, en ese momento inicial del calendario donde sentimos en lo profundo de nuestro ser que casi todo es posible, nuestra mentalidad runner se “resetea” para ir por más. Marzo suele ser el mes donde mirando lo logrado en años o meses anteriores y pensando en lo que nos gustaría alcanzar, trazamos etapas y objetivos a corto, mediano y largo plazo. Para muchos corredores los meses de marzo y abril representan el bimestre de las carreras preparatorias para mayores desafíos y, para otros, estos meses son sinónimo de debut en distancias nuevas.

Siguiendo la lógica de los tres momentos,después de imaginar y trazar un objetivo hay que empezar  a recorrer el camino que nos llevará hacia dicho fin. Y ahí es donde queremos detenernos un instante, hoy queremos incentivarte no sólo a alcanzar tus sueños sino a disfrutar el camino, el “mientras tanto”. Sentimos que gran parte de la pasión runner se sustenta en el día a día, en cada entrenamiento que encarás en pos de uno o varios sueños, en cada zancada, en cada kilómetro.

Vivimos en épocas donde la aceleración y la ansiedad parecieran invadir gran parte de nuestra vida, donde la instantaneidad llegó para quedarse y todo lo queremos ya. Una de las tantas lecciones que nos da el running es que el trayecto es parte vital de los sueños, y que a veces el apurar procesos, quemar etapas o desoír consejos puede salirnos caro.

Y en este desafío de atravesar responsablemente el proceso es muy importante tener en claro que entrenar y prepararse para una carrera no implica solo las sesiones de running, implica tener hábitos saludables de manera permanente, cuidando nuestra alimentación e hidratación, regalándonos las suficientes horas de descanso, respetando los días de ejercicios regenerativos o los días necesarios para la recuperación de lesiones. Implica también atender las recomendaciones de quienes más saben y realizar todas las consultas médicas que sean necesarias. +

Dicen que las cosas que más cuestan, son las que después más se valoran, y la verdad es que nos sentimos muy identificados con esa frase, y consideramos que es sumamente representativa de lo que significa vivir en cuerpo y alma la experiencia del corredor. Por eso, te queremos recordar el valor de disfrutar el camino por sobre todas las cosas, sin que la ansiedad te juegue en contra.

Seguramente los próximos serán meses hermosos, donde te vas a encontrar saliendo a correr a pesar del frío, acostándote  temprano un sábado porque al día siguiente tenés una carrera, recibiendo consejos y lecciones de vida de tus profes, alentando a algún compañero de team para que se anote en una carrera junto a vos. Te esperan meses de alegría, de risas, de abrazos después de un entrenamiento exitoso. Se vienen meses en los que tal vez vas a estrenar zapatillas nuevas, o te vas a hacer plantillas por primera vez para cuidar tu pisada o vas a decidir comprarte ese reloj que tanto querés y ya necesitás al momento de entrenar. Sonreirás frente a tu compu o celu cuando te confirmen por mail que “Tu Inscripción ha sido exitosa”, y te desvelarás la noche anterior a la carrera pensando en esa nueva medalla. Y así podríamos seguir enumerando todo lo lindo que nos espera en este camino, mientras corremos para cumplir nuestros sueños.

Hoy nuestra invitación se renueva una vez más, como cada día desde que decidimos empezar a compartir juntos esta hermosa pasión.  Te invitamos a disfrutar la fantástica experiencia de sumar kilómetros corriendo sin perder la alegría, sin dejar de sentir el disfrute en cada zancada, aún cuando cuesta, aún cuando duele. Hoy igual que ayer, como hoy, igual que siempre. Adelante. Vamos. Nunca Dejes de Correr, Nunca Dejes de Soñar! 

runnin' Edición 42